Cuando sea el momento

April 12, 2017

 

Cuando sea el momento lo harás, lo tienes clarísimo. 

 

Todos hemos tenido eso que haríamos cuando fuera el momento, pero aquel momento nunca llegó, llamó a la puerta y dijo: querid@, ya he llegado. Vaya por Dios. Entonces lo que llegó quizá fue la gota que colmó el vaso o la desesperación que te pegó la patada

 

Ya me lo decían: no hay buen momento para tener hijos. Cierto es que uno puede tener unas circunstancias más favorables que otro para tomar esa decisión, pero ¿qué es favorable para cada uno?. ¿Estabilidad financiera? ¿Familiar? ¿Vivir donde se supone que te vas a quedar?. Pues si para ti es cualquiera de las anteriores, yo fui madre en el peor momento del mundo, y sin embargo, qué bien me salió. :) 

 

También me lo decían. ¿Por qué no dejas de fumar ya?. Pues está claro, porque tampoco era mi momento, jaja. Cuando me lo preguntaban yo sabía que sí, que tenía que hacerlo, que algún día lo haría, ya si eso el lunes...pero como digo en el segundo párrafo, el señor momento nunca llamó a mi puerta. (Lo dejé, pero gracias a lo que explico más abajo).

 

¿Cuál es entonces buen momento?. Por experiencia propia y observación de la ajena, y si no es fruto de esa gota que colma el vaso o de que no te queden más narices por cualquier motivo, el momento te lo dictará tu amor propio y la confianza en ti mism@ y en lo que quieres para ti.

 

Matizo aquí que yo no estoy juzgando si te has lanzado ya a la acción o no, estoy simplemente compartiendo una reflexión sobre eso que consideramos el 'buen momento'. 

 

Te voy a poner un par de ejemplos prácticos de mi vida donde el momento fue cuando le salió de las narices: 

 

- Con 25 años y recién terminada la carrera recuerdo estar pasando una época algo triste y con mi hermana viviendo en el extranjero, tener una conversación con ella y decir: tenemos que montar algo juntas. El momento tardó 9 años y tampoco llamó a la puerta ni fue fruto de la desesperación, pero ya hace más dos años que trabajamos hombro a hombro y estamos sacando adelante un negocio. 

 

- Cuando vine a Inglaterra a estudiar mi año Erasmus estaba convencida de que me enamoraría y me quedaría a vivir ahí muchos años más (vaya estupidez). Cuando llegó el final de curso, al más puro estilo final de Buscando a Nemo y habiéndome comido un colín dije: ¿y ahora qué? y me volví a España. No sería hasta el 2012 que pedí una excedencia para pasar más tiempo con mis sobrinos cuando conocería a mi actual pareja y nos asentaríamos en Inglaterra, donde seguimos. Manda narices. 

 

¿Hubiera llegado solo el mejor momento de poner un negocio con mi hermana? (de hecho abrimos cuando yo estaba 'recién parida'). 

 

¿Hubiera vuelto a Inglaterra esperando el mejor momento de pedirme una excedencia en el que por aquel entonces era mi trabajo? (de hecho tenía mi siguiente proyecto ya asignado y lo dejé).

 

Yo creo que en ambos casos la respuesta es no. El momento nunca llega solo, suele además llegar con algo, con miedo, con canguis, con canguelo, y entonces juega al despiste y desaparece de nuevo. Quizá de repente se disfraza de oportunidad, y la coges, y tachán! era lo que necesitabas. Otras la dejas escapar y parece que tengas que esperar el siguiente tren. Pero no, no tiene que ser ya, ni mañana, pero tampoco tiene que ser bueno, ni siquiera tiene que ser el momento, tienes que ser tú. 

 

Tú eres tu momento. Tú eres ese momento. Tú lo creas.

 

Tú eres quien un día cambia y dice esto lo hago por mis narices. O quien dice hasta aquí hemos llegado por esas mismas narices. Tú eres quien respira hondo y coge fuerzas o quien se siente pesado y las pierde. Tú eres quien te sacrificas por una vida mejor o quien te resignas a la actual. Tú eres quien pone y quita peso en tu vida. En sentido literal y figurado. 

 

Eso me ha costado todos y cada uno de los años de mi vida comprender. Nada es permanente, empezando por nuestro paso por aquí, cada día tiene miles de momentos, y lo que importa no son ellos, es tu relación con ellos. 

 

Y seguramente te cueste mucho ahora cambiar la forma en la que tu mente te hace creer lo contrario, pero paciencia, date tiempo, reflexiona sobre esto, hasta sentir que estás preparada. 

 

No busques el momento. Encuéntrate a ti

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Tu verdadero momento click

November 25, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

August 26, 2018

February 25, 2018

April 12, 2017

November 30, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square