Opinionitis

October 26, 2016

 

¿Qué piensas cuando alguien te dice que si fuera tú haría esto, o lo otro?. ¿Qué te parece cuando tus amigos no entienden cómo puedes aguantar lo que aguantas?. ¿Cómo te sientes cuando la gente a tu alrededor parece tener la solución a tu problema y muchas veces, casi todo el mundo lo haría mejor que tú?. 

 

¿Qué ocurre cuando tú eres ese alguien, ese amigo o esa gente alrededor?. 

 

Si tengo que decidir cinco cosas que son difíciles en esto del comportamiento humano, una de ellas es sin duda la práctica, repito, práctica, de la empatía. Ojo, que no me atrevería a tirar la piedra y entono el mea culpa cada vez que me pillo siendo ese alguien, ese amigo o esa gente alrededor, y desde luego no es una sensación agradable. 

 

La empatía, ya lo explicaba en otro artículo, es básicamente la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Pero no solamente para observarlo, si no para entenderlo.

 

Cuando la persona a la que hay que entender merece la pena, entonces lo mejor es poner el  esfuerzo en sumar y aportar. Si la persona que tienes que entender no te interesa o te da igual, entonces, te haces el mejor favor del mundo si simplemente la ignoras, y si no, piénsalo al revés: si algo que a ti te hace toda la ilusión del mundo es cuestionado, criticado y ninguneado ¿qué hubieras preferido? mínimo que te ignoren (o que te dejen en paz, para ser más específicos). 

 

Porque tanto tú, como los demás, hacen las cosas por un motivo, diferente al tuyo, basado en sus propias vivencias y experiencias

 

  • Hay gente que se lía la manta a la cabeza y con más o menos éxito, emprende, y allá que va el ejército de 'alguíenes', de amigos o de gente alrededor a decir cómo lo hubiera hecho mejor, pero ahí, desde la grada, desde donde se critica la falta de puntería y no el valor de haber llegado a primera división. 

  • Hay gente que por desgracia no tiene demasiado claro dónde está su límite en el terreno personal y ahí está de nuevo el ejército sabiendo exactamente qué hacer en cada momento mejor que el protagonista. 

  • Hay mujeres que no son madres, pero que 'lo serían mucho mejor que tú'. O al revés, madres que te condenan si tú decides ser solamente mujer. 

  • Hay gente que sí, lo hace mal, porque muchas veces no sabe hacerlo mejor, y sí, está en tu mano el elegir a qué distancia quieres tenerla, pero no, seguramente no lo haces todo mejor que ellos. 

 

A ver, esto como siempre tiene sus matices. No es lo mismo tener una conversación, un diálogo, donde se intercambien y se expresen opiniones y luego cada uno que haga lo que quiera sin juicios ni arrogancias. Yo me refiero a ese monólogo del ego que va dando lecciones gratuitas y por lo general no demandadas. Me refiero a la condescendencia de la que a veces somos víctimas y otras verdugos. Me refiero a la 'opinionitis', a cuando nos quedamos en la superficie sin saber qué ocurre en el fondo.

 

Y es que a veces  no sabemos más, ni mejor, simplemente sabemos diferente. Pero cuesta, cuesta mantener la boca cerrada y la mente abierta. 

 

E insisto que si escribo todo esto es en un acto de humildad donde soy la primera que quiero y debo liberarme de ese lastre disfrazado de experiencias que viviría la vida de los demás de forma diferente, porque espera...yo misma lo he dicho: la vida de los demás. 

 

Porque por ejemplo a veces veo gente que se muda a Inglaterra y yo, que llegué por primera vez en el 2003, parece que olvido lo que se siente, o que lo que sé ahora, no lo sabía entonces, o que yo no soy ninguno de los que llegan, yo, soy yo con mi personalidad y circunstancias, y caigo en esta tontería. O veo que al revés, alguien cercano hace eso con algún aspecto de mi vida, y entonces soy yo la víctima del ego de otros. 

 

Por eso en días como hoy el vive y deja vivir cobra más sentido que nunca. Por eso en días como hoy te animo a tender manos y no simples consejos. A que nos metamos el ego por donde nos quepa o mejor, nos deshagamos de él, y donde entender al otro sea tan fácil como beber agua cuando tienes sed. 

 

Así que te reto a que no seas ese alguien, ese amigo o esa gente alrededor. Te animo a que seas tú y que comprendas que el resto, son los demás y vivas en coherencia con esta afirmación. Aunque pique. Aunque 'tengas razón'. Aunque la tenga el resto. Qué más da. Vivamos y dejemos vivir, y yo, la primera.  :) 

 

Please reload

Featured Posts

Tu verdadero momento click

November 25, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

August 26, 2018

February 25, 2018

April 12, 2017

November 30, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square