Tu vida offline

September 14, 2016

Likes, followers, hashtags, selfies...

 

  • Ponerle más atención a la foto y al ángulo que al momento. 

  • Que te preocupe más el número de likes que el significado de aquello que has compartido. 

  • Que la envidia te corroa cuando gente que has aceptado como amiga consigue aquello que tú no. 

¿Qué está pasando con este siglo?. 

 

Ojo, que no soy ninguna detractora de las redes sociales. Ayer sin ir más lejos, gracias a ellas encontré a mi vecina de cuando viví en Huesca (de los 2 a los 5 años). La persona que estaba en todos mis primeros recuerdos vitales pero de la que nada supe después ya que ambas nos mudamos a ciudades diferentes, y aparte de ella me he reencontrado con mucha gente y estoy más al día de la de mis amigos que viven lejos (snif!) . Eso lo aplaudo, y lo agradezco. Esta es una parte bonita, y me causa mucha alegría. 

 

Pero ¿qué pasa con la cara fea, esa que te causa estrés o/y te pone de mal humor?.

 

  • Cuando te tiras horas muertas delante del teléfono con callo en el dedo de bajar pantalla cuando tendrías que estar haciendo otra cosa.

  • Si Dios mío llevas un año con tu negocio online y no has subido de 50 followers. Dios mío solamente tres personas le han dado al like a ese post. Dios mío no aumentas el número de suscriptores ni a patadas. Dios mío esta gurú del marketing te ha dicho que como no llegues a 10000 subscriptores no tienes nada que hacer en este mundo.

  • Si te sorprendes pensando: Joer fulanito no me ha felicitado en Facebook. Joer que menganita ha quedado con pepita y no me han avisado. Joer qué pesada es esta con su hija. Joer no sé para que este otro tiene Facebook si no lo usa... 

Ay!! que si no estoy en Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat y la madre que me parió es que no tengo vida.

 

Espera un momento que voy a coger un kleenex. 

 

¿Qué vida?.

 

1. ¿Crees que la vida de la gente es exactamente como aparece en las redes sociales?. 

 

Hay muchas tendencias, para todos los gustos y colores. Está el mundo happy flower de Mr Wonderful y su antagonista Mr Wonderfuck. Están las celebrities que posan divinas de la muerte y las que han decidido no maquillarse y fotografiar sus estrías. Las influencers que irradian positivismo y las que gritan que estar jodida 'is the new black'. Los amantes de los filetones y los que no sé cómo han llegado hasta hoy sin coco o semillas. 

 

Y ahí estás tú intentando encontrarte entre millones de usuarios gritándote lo que es mejor para ti. 

 

Cada vez más redes sociales. Tú cada vez con menos tiempo para ti pero dedicándoles más a ellas. 

 

Qué estrés, de verdad. De la buena. 

 

No quiero convencerte de que son veneno. Ni voy a darte la chapa para que hagas un uso responsable de ellas, porque al fin y al cabo, pueden ser tan adictivas que no quiero ni pensarlo (hay estudios que las sitúan con niveles de adicción superiores a las apuestas). 

 

Pero sí quiero reflexionar sobre tu vida offline.

 

¿Le prestas tanta atención como a la online?

¿Te das al like por esas cosas tuyas y propias que te gustan?

¿Compartes y te comunicas con los que te rodean?

 

Así pasan los días. Estás al tanto de lo que hace toda esa comunidad virtual de la que formas parte, y creo que no hay nada de malo en ello, mientras eso no reduzca drásticamente tu atención a tu otra vida, la que te va a contar cosas sobre ti misma

 

Las redes sociales son ese arma de doble filo.

 

Para mi son útiles. Son oportunidad. Son historias. Son inspiración. Son aliadas. Son alegría. Son información.

 

Pero también son un robatiempo. Son engañosas. Son idealistas. Son crueles. Son frustración. Son decepción. 

 

Que cada uno haga el caso que quiera de ellas. Yo comparto este artículo en ellas, y gracias a ellas quizá tú lo estés leyendo. 

 

Pero que no te timen. Que no te absorban. Que mientras estás mirando la pantalla no estás mirando lo que sucede a tu alrededor. Que no te desvíen la atención de tu vida, de esa en la que un día el único recuerdo que quedará, es aquel que ya no puedes ver.  

 

Mi resumen personal es: Sí, comparte online, pero vive offline

 

PD: me estoy aplicando todo lo anterior desde que me di cuenta que la mano se me iba al móvil casi por impulso e inercia, no por aburrimiento esperando un tren, si no para distraerme de lo que estaba haciendo que era importante o aislándome de mi mundo 'real'. 

Please reload

Featured Posts

Tu verdadero momento click

November 25, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

August 26, 2018

February 25, 2018

April 12, 2017

November 30, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square