Cuando sea el momento lo harás, lo tienes clarísimo. 

Todos hemos tenido eso que haríamos cuando fuera el momento, pero aquel momento nunca llegó, llamó a la puerta y dijo: querid@, ya he llegado. Vaya por Dios. Entonces lo que llegó quizá fue la gota que colmó el vaso...

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now